¿Listo para darle oxigeno al estilo de tu casa?

Puede que sea el momento de aplicar pintura nueva para mejorar el atractivo tu hogar, pero a veces las zonas metálicas y oxidadas pueden ser intimidantes de abordar.

Pero no te preocupes: puede que no tengas que reemplazar esa puerta o canalón sólo porque se esté oxidando.

Quizás, sólo tengas que probar una capa de pintura para superficies oxidadas.

Incluso si eres un novato en proyectos de bricolaje, pintar sobre accesorios oxidados o muebles de patio no tiene que ser tan desalentador como suena.

Cada pieza es diferente, así que sigue estos pasos para asegurarte un proyecto de bricolaje exitoso para tu casa.

Aquí hay algunos trucos profesionales para pintar sobre metal oxidado.

Cómo pintar sobre manchas de óxido, paso a paso

Paso 1: Comprobar si hay daños estructurales en el metal

Comprueba la extensión del óxido. Si sólo es óxido a nivel de superficie donde se desprende al tocar suavemente, la pintura se mantendrá mejor.

Pero si el óxido es más profundo, puede que tengas que considerar reemplazarlo.

Si el área oxidada es maleable o está demasiado desgastada para considerar la pintura, poco importa la calidad de la imprimación y la pintura, una vez que una pieza de metal se oxida más allá del punto de no retorno, es mejor reemplazarla.

Paso 2: Rascar el exceso de óxido

Antes de que puedas empezar a preparar y pintar tu proyecto, tendrás que quitar todo el óxido y empezar de cero.

Si no lo haces, tu nueva pintura tendrá una superficie desigual y te arriesgas a que se pele. 

Las herramientas efectivas para usar en el metal oxidado incluyen cepillos de alambre y papel de lija.

Pasa un cepillo de alambre suavemente sobre el óxido unas cuantas veces o hasta que todo el óxido se desprenda.

Luego, enjuaga el área con agua tibia y limpia con un paño suave para deshacerse del exceso de suciedad y grasa que pueda quedar del daño causado por el óxido.

Consejo: Prepara tu propia solución casera para desengrasar la zona oxidada mezclando agua y jabón suave para lavavajillas, aplicándolo a la zona oxidada y dejándolo secar al aire antes de imprimar.

Paso 3: Utiliza una imprimación de calidad antes de pintar

Para que la pintura se adhiera al metal una vez que el óxido desaparezca, es clave una imprimación de calidad.

Limpia el área con agua y deja que se seque. Luego, cubre completamente el área con un imprimador de metal a base de aceite para la conversión de óxido.

Estos imprimadores se pueden encontrar fácilmente en Amazon o en cualquier almacén de bricolaje.

Paso 4: Aplicar la pintura

Dependiendo de tu estilo, la pintura sobre el óxido puede tomar una variedad diferente de aspectos y texturas.

Pinta tantas capas como te indiquen las instrucciones de la pintura y espera a que cada capa se seque antes de empezar la siguiente.

Los productos y herramientas que necesitarás para pintar sobre el óxido

Cuando te prepares para un proyecto de bricolaje, asegúrate de tener todas las herramientas clave que necesitarás de antemano.

Estas variarán dependiendo de cuán excesiva sea la condición del óxido.

Podrías necesitar cualquier cosa, desde papel de lija hasta un cepillo de alambre o una herramienta de rueda de alambre.

Abajo te dejo una lista con todo lo necesario.

 

  • Papel de lija: Utiliza un trozo de lija rectangular de grano fino o medio para eliminar el óxido. Esta pieza de lija es lavable y puede ser usada para una variedad de diferentes proyectos de bricolaje en tu casa.

     

  • Cepillo de alambre: Un cepillo de alambre es ideal para eliminar el óxido de forma rápida y eficiente.

     

  • Rueda de alambre: Una rueda de alambre se puede acoplar como un cabezal de taladro para eliminar el exceso de óxido de un objeto. Asegúrate de usar gafas protectores cuando trabajes con una rueda de alambre.

     

  • Cúbrelo todo: Tena mano un plastico para proteger las superficies de la oxidación descascarada o de los desechos del proceso de eliminación.

     

  • Pintura en aerosol e imprimación: La pintura en aerosol e imprimación hecha para cubrir el óxido crea una barrera ideal contra los elementos al cubrir áreas previamente oxidadas y a menudo ayudará a evitar que el óxido regrese.

 

¿Cuándo no se debe pintar sobre metal oxidado?

Es vital inspeccionar el óxido a fondo antes de empezar a pintar, simplemente porque no querrás perder el tiempo.

Si un trozo de metal oxidado está muy deteriorado, ninguna cantidad de preparación e imprimación será capaz de devolverle la vida.

Asegúrate de comprobar y evaluar si el metal oxidado es lo suficientemente sólido estructuralmente para cumplir su propósito, ya sea una pieza de mobiliario de patio o una puerta de hierro que esperas salvar.

Preguntas frecuentes

¿Puedes pintar sobre el óxido?

Sí, puedes pintar sobre el óxido.

En lugar de tirar inmediatamente un mueble o reemplazar una puerta de hierro, puedes usar pintura para metal oxidado para darle vida con las herramientas y métodos adecuados.

¿Cuánto tiempo debo dejar que la pintura se seque después de pintar sobre el óxido?

¿Necesitas un presupuesto para pintar? 

Después de pintar sobre el óxido, sugerimos esperar de cinco a nueve horas antes de manipularla.

La pintura estará completamente seca después de 24 horas.

Si estás aplicando varias capas de pintura, asegúrate de dejar secar cada capa entre las aplicaciones.